lunes, 16 de junio de 2008

¡¡Por misericordia, dos plazas pa' mis perturbs!!

Curso de formación para  adolescentes hombres

Objetivo pedagógico: Curso de formación que permite a los hombres desarrollar esa parte del cerebro de la que ignoran su existencia. Los costos los pagarán sus adorables madres agradecidas, una vez aprobado los cuatro módulos. También hay un curso intensivo, para los que deseen hacerlo (se recomienda a todos).

Módulo 1: Curso obligatorio.
Aprender a vivir sin su madre (2000 horas).
«Mi madre NO es "pesada", NI la criada» (3000 horas).

Módulo 2: Convivencia
Superar el síndrome de pertenencia sobre el mando de la tele (550 horas).
No hacer pis fuera del inodoro (300 horas).
Entender que los zapatos nunca van solos hasta al armario (800 horas).
Cómo llegar hasta el cesto de la ropa sucia sin perderse (500 horas).
Cómo sobrevivir a un resfriado sin antes agonizar como si fuera una campaña de marketing.

Módulo 3: Tiempo libre
Planchar una camisa en menos de dos horas (ejercicios prácticos).
Digerir cerveza (sin alcohol!!), gaseosa o cualquier otra bebida sin eructar en la mesa (ejercicios prácticos).

Módulo 4: Curso de Cocina
Nivel 1 (principiantes): Los electrodomésticos: ON= encendido, OFF = apagado.
Nivel 2 (avanzado): Mi primera sopa instantánea sin quemar la cacerola. Ejercicios prácticos: Hervir el agua antes de añadir la pasta.


CURSO INTENSIVO

Por razones de dificultad y de entendimiento de los temas, tendrán un máximo de 8 inscritos.
TEMA 1: La plancha: Ubicación en el armario después de usarla; ese misterioso proceso.
TEMA 2: Los riesgos de llenar la cubeta de hielo y su transporte al congelador (demostración con soporte de diapositivas).
TEMA 3: Último descubrimiento científico: Cocinar y tirar la basura NO provoca impotencia ni cuadriplejía (prácticas en laboratorio).
TEMA 4: El rollo de papel higiénico: «¿ El papel higiénico nace empotrado en la pared, al lado del inodoro?». Cómo cambiar el tubo vacío. (Teleconferencia con la Universidad de Harvard).
TEMA 5: Cómo levantar la tapa del inodoro paso a paso (Clase teórica-práctica, con repaso durante una semana).
TEMA 6: No es necesario celebrar un campeonato de pedos, cada noche (ejercicios de reflexión en grupo)
TEMA 7: ¿Los hombres que conducen pueden pedir información si se pierden, sin correr el riesgo de parecer impotentes? (Testimonios).
TEMA 8: Los detergentes: Dosificación, consumo, utilización. Prácticas para evitar daños irreparables a la casa.
TEMA 9: La lavadora de ropa: Ese gran misterio de la casa.
TEMA 10: Diferencias fundamentales entre el cesto de la ropa sucia el colgador del baño y el suelo (Ejercicios en laboratorios de musicoterapia).
TEMA 11: La taza del desayuno o los vasos en la mesa del comedor: ¿Se desplazan solos hasta el fregadero? Ejercicios dirigidos por David Copperfield.
TEMA 12: Analizar en profundidad las causas anatómicas, fisiológicas y/o psicológicas que no les permiten dejar seco el cuarto de baño después de ducharse.

15 comentarios:

Sir John More dijo...

Se le ve el plumero, oiga...

it dijo...

juas juas juasssss..... el plumero!! (se me ha olvidado incluirlo en el cursillo intensivo, ¡ojjjjjjj!)

Xppppp

Ginebra dijo...

Si superan eso les puede usted apuntar al doctorado (ya sabe, diferencia entre lata de tomate frito y natural, de dónde vienen las croquetas, formas de vida en el frigorífico: cuáles se comen y cuáles no, la cama: cómo estirar las sábanas para no perderse en un batiburrillo de ropa, seguimiento del dentífrico para averiguar cómo consigue llegar todos los días hasta la ventana del cuarto de baño, etc., etc.)

it dijo...

jajajajajaaaa...... sip! ;-))

Y luego están los distintos masters (internacionales) como:

-Diferencia entre: debajo de la cama o colgado en el armario.
-Gestión de los botes de mermeladas, o cómo abrir uno nuevo cuando el anterior se ha agotado y no todos a la vez.
-Los zapatos: qué elementos son decorativos en un salón y cuáles no.
-Echar los calzoncillos a lavar: cómo superar el trauma.
-Colonia: ¿herramienta de aseo o insecticida para aplicar contra los cristales?

Respirando dijo...

Si sobran plazas, me avise oiga, yo tengo uno muy necesitao...

Me falta el apartado "Como discriminar la bolsa de basura en mitad de la puerta, de los entrenamientos para salto de obstáculos"

S.O.S.

Beso.

Sir John More dijo...

Gracias a Dios (que entre todos sus méritos debe contar seguro el feminismo) se pueden decir libremente todas estas cosas de los niños y los hombres. Algún día se podrán decir, sin miedo a la hoguera y sin que lo cuelguen a uno por los pendientes reales, las correspondientes a las niñas y mujeres, muchas de las cuales no han cogido un plumero en su vida... Amoooosss con el gallinero...

Sir John More dijo...

Ah, ah, y que conste que yo apuntaría a mis dos churumbeles en el curso, siempre y cuando acudieran muchas, muchísimas de sus amigas, e incluso que se impartieran otros cursos paralelos al de limpieza del hogar, como por ejemplo de limpieza del alma... Uyss que me explota la vena...

it dijo...

jajajajaaaaa..... Ud., venerado Sire, habla de "oiditas que me consta que NO TIENE HIJAAAAAS (chinche!!)

Como mujer heterosexual que soy, me chiflan, emocionan, atraen, dislocan, descentran, apasionan los hombres: con sus pelos, sus rastros de agua al salir de la ducha, sus cosucas, sus apechusques...

Como mujer heterosexual sin traumas ni complejos que soy, me chiflan las mujeres. Encuentro que somos fabulosas!

Perooooooo....... tiene que admitir que todas estas cosas que están incluídas en los MÓDULOS DEL CURSO, son justas y necesarias.

¿¿¿En cuantas, reymorodetodaslasmorerías y emperadorúnicoeindivisodeloshilosinvisibles, te ves reflejado????

¡Confiesa!

Sir John More dijo...

Ah, pero ¿hablábamos personalmente, es decir, de lo que necesitan sus hombres en concreto, o del genero masculino en su generalidad? Porque si se trata de hablar personalmente yo reconozco, matizadamente por supuesto, todos mis defectos que mejorarían con ese curso. Pero, para ser justos y no feministas (que es la otra cara del machismo, la más moderna), tendríamos que hablar de todas esas lindezas naturales de la mujeres, sobre todo de muchas de las que cumplen cierta edad y tienen hijos y cierta posición, y que aunque muchos hombres las noten como cambios radicales en las condiciones sentimentales, siempre, siempre, siempre son cambios naturales y derechos inalienables de las señoras a decidir su futuro, caiga quien caiga. Y luego tendría usted que decirme en cuantas de esas lindezas se reconoce. A mí me encantan las mujeres, mal que, moro de la morería, me pese decirlo, y reconozco tantas, tantas virtudes en ellas... sobre todo en las que tienen virtudes, claro, porque en las que no las tienen... Uy, qué curioso, igual que con los hombres. Por supuesto, mis limitaciones heterosexuales le prestan un cariz algo diferente al encanto que me proporcionan ustedes, claro. Pero bah, nada de importancia. Lo que más me gustan son las personas, o por decirlo mejor, algunas personas, entre las que la incluyo a usted, y también a mi respetada Respi, incluso a la interesantísima Ginebra que veo que sabe contar tan bien.

Fdo. un padre insolvente que lucha diariamente por que las zapatillas estén recogidas, los calcetines en la cesta de ropa sucia, que haya un poquito de orden en las habitaciones, blablablá... Besos.

Egoime dijo...

Anda, ¿entonces el papel higiénico no nace en el baño por generación espontánea?

Y... ¿cuándo dices que sale la versión femenina del curso? xDDDD

Me temo que a LAS adolescentes también nos vendría bien ir a algunas de las clases...

Sir John More dijo...

¿Veis? Otra persona encantadora, y además es mujer. :-pppp

Ginebra dijo...

A las adolescentes no les vendrían bien algunas clases; les vendrían bien todas. De hecho a mis hijas pienso mandarlas a un internado en Sebastopol a ver si las aprenden.

T dijo...

Esto no es cuestión de niños o niñas, es cuestión de pertubs sin distinción. Mis sobrinas necesitan esas clases igual que mis sobrinos.

Anónimo dijo...

Jajaja, haber yo con 18 casi 19 años tendría que dar todas esas materias.
Es penoso que la gente no pueda valerse por si misma y tenga que depender de alguien a ciertas edades.
El verano pasado quise que mi madre me enseñase a planchar, y aprender aprendí pero no paraba mi madre de decirme:"mira que eres lento" y yo para dentro pensando:"si si, lo mismo te diré cuando utilices el ordenador" jeje. ¿Al final que me paso? Que dejé de planchar, pero bueno este verano estoy dispuesto a aprender a cocinar, materia en la que no creo que haga falta mucha velocidad jeje.
Asique a concienciar a la gente de que hay que ayudar en casa, que para mí es un orgullo decir se hacer la colada jajaja.

Egoime dijo...

Yo lo reconozco: tengo casi 17 años y no sé poner una lavadora.
A cambio, puedo instalar un aparato de video, DVD o TDT en apenas minutos sin leer las instrucciones.
Lástima que el reproductor de DVD's no haga la colada, que si no..