lunes, 14 de enero de 2008

El santo... bebedor




Los perturbs y cinco amigotes del mismo pelaje… pasaron apelotonados y muy rápido (demasiado), por delante de mi Santo y de mí, que estábamos viendo un viejo clásico , en la tele del cuarto de estar.

-El de los pelos y el tercero, están borrachos. El que arrastra los pies si no llega al cuarto de baño, vomitará en el pasillo- Dijo Mi Santo sin quitar la vista de la pantalla.

Cuando uno es padre de varios adolescentes tiene tres cosas claras:
En un interrogatorio el perturb mentirá en defensa propia y todo lo que diga será falso.
Dos: Al tener vida interior, llevará una doble vida. Y, tres: Si se le aplica el “tercer grado”, perseverará en el error, como un crustaceo ante una agresión externa.

Cuando acabó la película me puse a hacer café muy cargado mientras Mi Santo se dirigió a la UCI, o sea: el cuarto de los perturbs, a ver cómo iba la cosa. Efectivamente… el panorama era desolador, el tufillo de mezcla de alcoholes, el K.O. técnico de uno de los amigos y el aspecto de los otros dos no dejaba lugar a dudas.
Mi Santo confiscó las llaves de los que tenían moto, ayudó a meter en una cama al que estaba peor, indicó que avisaran en su casa que dormiría aquí y envió a la cocina a todos los demás.

-En esta casa sólo hay una regla; podéis permaneced callados, pero lo que digáis debe ser verdad. ¿Tenéis algo que contar? -Les dijo, una vez reunidos todos y cada uno con una taza de café en la mano.

A los minutos de desconcierto y titubeos, de miradas esquivas entre los amigos… siguió el relato deslabazado de la bienvenida a las vacaciones navideñas, el paso por varios bares, la compra de alcohol en las tiendas de chinos y el botellón compartido.

Les escuchó y cuando volvió a hacerse el silencio dijo: Mañana, a las 8, en el Albergue de San Isidro, tras la Estación del Norte. Sed puntuales. Durante dos días sereis voluntarios y ayudareis a limpiar, cuidar y alimentar a los indigentes que haya, casi todos alcohólicos, ….. Podeis elegir, desde luego: Eso o que llame ahora mismo a vuestras casas para que vengan a recogeros.

-¡Me cago en la put…! -Fue lo último que oímos antes de salir de la cocina…

El último estudio del pediatra británico Viner concluye que, un adolescente que consume alcohol tiene un 40% más de probabilidad de consumir drogas ilegales y sufrir problemas mentales y más de un 60% de acabar siendo un sin techo.



(Publicado en el MAGAZINE de El Mundo. 06/01/2008)

4 comentarios:

Tawaki dijo...

Beber alcohol en la adolescencia es algo muy grave a lo que no prestamos suficiente atención. Lo peor no es llegar a casa borracho, sino otros problemas sobrevenidos que aparecen más tarde.

Como ese mayor uso de drogas al quete refieres, la falta de estudio, la violencia, los efectos en la salud.

Creo que no nos damos cuenta del alcance que tiene.

Un abrazo.

it dijo...

Así es, tawakiquerido, así es.
Y lo peor es que, según lós últimos estudios la edad de iniciación al alcoholismo (consumo incontrolado de sustancias derivadas de cualquier tipo de alcohol) está en los 13 años.

Algo ha cambiado radicalmente en la mentalidad de la generación que conforman nuestros chicos: se sale para beber. El fin último es emborracharse. Beber y beber, todo lo que se pueda, para caer borracho.

Antes se salía y se bebía, como consecuencia de esa salida (en los casos en que se bebía, hablo). Uno se emborrachaba... después de haberse divertido -espero que entiendas esta forma de hablar, por favor.
Ahora es al contrario.

El alcohol, como está demostrado, lleva muchas otras adicciones. Una de ellas el consumo de cocaina, que palía los efectos de la borrachera y permite seguir bebiendo, más.

Es una cadena. Terrible. En la que cada noche del viernes, en las puertas de cualquier discoteca light, en los parques, da igual el sitio... se pueden ver a adolescentes, con comas etílicos, tirados por el suelo, rodeado de vidrios de botellas rotas, olor a orín y basura.

Si pudiéramos enfrentarles al futuro, como en el "Cuento de Navidad" de Dickens... quizá... quizá podríamos evitarles un mal recorrido.

Un beso!

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

Gracias, por toda esta explicacion. Me pasa que puedo leer sobre el tema, pero me encanta leerte a ti, por que tiene una aplicacion practica y real... siempre me preguntaba como le hare con mis hijos, ya que en mi casa se consume alcohol (mi marido y yo) de manera mas o menos habitual, y ahora, controlada... entonces si yo lo hago... como les digo que ellos no deben hacerlo...?

Tawaki dijo...

Yo creo que gran parte del problema es que los que tienen ahora 30-40 años, es decir, los padres, no tienen nada que ver con tus padres o los míos.

Los chavales serán siempre unos inconscientes, porque eso es ley de vida. Son los padres los que tienen que educarles y pienso que es eso lo que está fallando.

Un abrazo.