lunes, 18 de febrero de 2008

JK. Rowling y la adolescencia




Confieso no haberla perdonado.
¿Cómo hacerlo si me arrebató, a mí, ¡sí, a mí!, a Dumbledore? (Recuerdo cómo -rabiosa y enfurecida como estaba- nada más leer la escena de su asesinato, tiré el libro contra la pared, la insulté con todos los palabros que sé y me cisqué en sus muertos...)
Todavía me dura el disgusto.
Y pese a todo y a todos, la historia de Harry Potter me entusiasma.
El Jueves 21 presentan en España el séptimo y último de los volúmenes que componen la obra del niño mago.
Recupero hoy, para mis intereses adolescentescos una entrevista que le hizo Juan Cruz, en exclusiva para El País:

P. Es curioso, a veces en Harry Potter, sobre todo en las últimas entregas, hay un grado de melancolía, y de soledad, que recuerda a Fitzgerald.
R. Indudablemente. Es la melancolía que nace de una pesadumbre. Y Scott Fitzgerald tuvo dos pesadumbres: la pesadumbre de su talento y su necesidad de crear y la pesadumbre de su vida privada, que era catastrófica. Esas dos pesadumbres son suficientes como para llevar al alcoholismo a cualquiera.
P. Esas pesadumbres pueden venir de esa época entre la infancia y la adolescencia, cuando llegan los fantasmas y se quedan contigo para siempre.
R. Sí, creo que los adolescentes están muy cercanos a la muerte. Sienten que se les presiona tanto que, para ellos, la muerte está a un paso. Son personas muy frágiles. En Gran Bretaña hay una cultura de miedo hacia los adolescentes, hacia la juventud en general. Y no debería ser así. Tendríamos que estar protegiéndoles en lugar de protegernos de ellos.
P. Habla de la muerte. En los libros seis y siete de Harry Potter la muerte aparece no sólo como palabra o pensamiento, sino como una posibilidad, una evidencia y una realidad.
R. El plan siempre fue ése, que la muerte apareciera ahí. Desde que era niño hasta el capítulo 34 del séptimo libro, a Harry se le exige ser un hombre mayor en cuanto que se le obliga a que asuma la inevitabilidad de su propia muerte. El plan [de la serie de novelas] era que él debía tener contacto con la muerte, y con la experiencia de la muerte. Y siempre fue Harry, solo, el que debería tener esa experiencia. Todo me lo planteé a conciencia, porque el héroe tiene que vivir cosas, hacer cosas, ver cosas por su cuenta. Es parte de ese aislamiento y de esa melancolía que conlleva ser un héroe.
P. Ese capítulo 34 ["Tumbado boca abajo, con la cara sobre la polvorienta alfombra del despacho donde una vez creyó estar aprendiendo los secretos de la victoria, Harry comprendió que no iba a sobrevivir"] suena al principio de Cien años de soledad, de García Márquez.
R. Es muy halagador.
P. Es un libro sobre la muerte, y obviamente sobre la soledad, como el suyo... El personaje de Cien años... acompaña a su abuelo a ver el hielo, y usted lleva a Harry a visitar la muerte...
R. Para mí ese capítulo es la clave de todos los libros. Todo, todo lo que he escrito, fue pensado para el preciso momento en que Harry se adentra en el bosque. Ése es el capítulo que yo había planificado durante 17 años. Ese momento es el corazón de todos los libros. Y para mí es el verdadero final de la historia. Aunque Harry sobrevive, de eso nunca hubo dudas, él llega a alcanzar ese estado único y muy raro que es aceptar su propia muerte. ¿Cuántas personas tienen la posibilidad de aceptar su muerte antes de morir?

21 comentarios:

T dijo...

Nunca entenderé el entusiasmo que suscita Harry Potter. Me declaro incapaz de verle la menor gracia o interés.

Ginebra dijo...

JK Rowling es una tramposa, esas muertes con resurrección y tal; además, el final edulcorado de Harry Potter (esas parejas, esos niños, puf) es imperdonable, hombreporDios, si estuve a punto de que me diera un colapso por exceso de glucosa. Qué forma de estropear una colección entretenida.

it dijo...

yastamosssssss......


(Esperen que acabe con todos los líos laborales de la mañana, esperen, esperen... que volveré!)

QuiaSint dijo...

¿Has cortado las entradas libres?


Saludos: Sirwood

it dijo...

Noooooooooooooooo!! (dice ella sin rascarse la calva...pues tiene pelo)

Pero ahora mismo voy a mirar.

Aquí puede comentar toda la gente de bien que quiera.
¡Faltaba más!

it dijo...

VISTO!
(Y nop)
Todo está en desorden, o sea: bien. Los anónimos, los mutuos, los ajenos, los tibios y los ardorosos, los equidistantes y los que llevo pegados, conocidos, venecianos, locales o extramureños: todos pueden.

Comente, señor mío, comente.... ;-))

it ;-))


P.D. Y, por cierto, interesantíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimos y amenos sus blogs (¡cochinazo!)

Anónimo dijo...

Vaya, ahora sí me sale lo de anónimo.

Anónimo dijo...

Total, sólo era para ponerle esto:


http://bp0.blogger.com/_70GsLml1oc8/R67elZAn03I/AAAAAAAAA4I/Bqv5heoJ6P8/s1600-h/10.jpg


Sirwood

T dijo...

Me sumo al comentario acerca de lo interesantes que son los blogs de Sir. Y fíjese que después de taaaaaaaaaaaaaantos años, ni nos ha pasado invitación.

Llevo llorando 10 minutos.

it dijo...

Querida T.... ¿le he contado a Ud. mi próximo negocio que versa sobre el reciclaje de los kleenex, en contenedores especiales, para..... recolectar el ADN y las babas (pues si las del caracol son buenas, ¡qué no harán las de persona!) para usos farmacológicos???

Ya, ya... ¡ya sé que no le convencí con mi anterior proyecto sobre la contrata de minusvalidos que posibiliten el aparcamiento, en plazas para ellos reservadas, a los comunes (y posibilitados) conductores!

Pero verá... ya verá como prospere el de los kleenex.... ¡¡NOS FORRAMOSSSSSSSS!!

it dijo...

¡¡PERO QUÉEEEEEEEE BUENO, Sirwoodcito!!

Mil gracias, voy a cambiar ahora mismo la fotuca del post.

jajajajajaaaaaa....... ¡guay!

T dijo...

Pues fíjese que empieza a parecerme que la idea de los cojos, con perdón por ser políticamente incorrecta, no estaba tan mal.

Querida It, le aseguro que estoy deseando que pasen los idus de marzo para volver a ser una persona casi normal. Ya sabe, disponer de tiempo libre, no estar hasta arriba de trabajo, etc, etc...

Y poder tomarnos un te en el sitio friki ése que dice usted que ha encontrado. Aunque yo estaba pensando en comer en un peruano estupendo.

Y venga mujer, no se corte. Exponga una sesuda tesis sobre los efectos benéficos del Potter y el resto de la panda.

it dijo...

Espere, T., espere.... que estoy "desarrollando" un articulillo sobre nuestra amiga Gin y los problemas con su perturbquinceañera.... (que no me da la cabeza pá tanta cosa junta)

Y sí, mi frikisitio es.... curiosísimo. Queda reservado para cuando Ud. y Melba puedan comer (y beber) sin menoscabo de sus responsabilidades públicas que tannnnnnnnto nos influyen al resto de los habitantes de éste, nuestro (pobrecito y maltratado) pais.

Queda Sirwood a los pies de su eminentísima persona. Eimen.
(Y hosanna, hermanos)

;-))

pcbcarp dijo...

Muy buenas. Acudo presto a tu blos después de leer el panegírico que me has dejado. Has hecho que mi vanidad se remonte como el gavilán esta mañana, lo que unido a que es jueves y la semana está ya medio matá, me pone de buen humor. Gracias. Correspondo al link y sólo decir que, lamentablemente, creo que voy a tener que esperar a la noche para leerte a gusto.



Por cierto, la cita del Protomaestro de generales es altamente adecuada a la hora de bregar con niños/adolescentes.

pcbcarp dijo...

Por cierto, confieso no haber leído más que el primero de HP, pero las pelis me han divertido mucho y eso que para ver la primera en el cine me tuve que buscar la excusa de llevar a la hija de unos amigos de 8 años a la sazón.

¿Cómo no se iba a cargar a Dumbledore si Richard Harris estaba ya criando malvas tiempo ha?

Capazorros dijo...

Pues no sabia yo que Dumbledore había muerto. Gracias por joderme la intriga. ¡La puta!

Capazorros dijo...

¡Puta! No, perdón, quise decir ¡Cáspita!

Arwen dijo...

Quería decirte que a mí también me indignó la muerte de Dumbledore, que me consolé pensando que resurgiría cual ave fenix en la última entrega y que, por ello, no me satisfizo del todo su aparición en la séptima parte...
A ginebra me gustaría recordarle que la saga es literatura juvenil, y a las mentes jóvenes no se les puede decir que el mal triunfa, aunque no es que en este caso el bien haya vencido sobre todo, hay demasiadas muertes importantes...
Y, sí, me ha dado pena que termine Harry Potter, pero, por dios, que no intente continuarlo con sus hijos...

it dijo...

¡Así me gusta Capazorros (bonito nick.... juas juas). Se ha librado Ud. de servir de objeto de aplicación de una buena esponja y un bote (familiar) de Fairy.

Xpppppp it

Un placer, en todo caso, tenerle por aquí.... si hay algún zorro o zorra... deberá "sostener su propia vela" pá no perder cualquesealacosaqueUd.lecaparaocapase.... ejemmmmmmmmmmmmmmm.
Bésole a Ud. la cizaña virtual.

it dijo...

Pcbcarp; ha sido un descubrimiento y un grandísimo placer encontrarte y leer tu blog (entero). Placer del que no me privaré. No te choque si te afano alguno de tus textículos más humorísticos..... achácalo al síndrome de la urraca (que se lleva todo lo que brilla al nido, para su propio y personal deleite).

Peroooooooooo....... ¡¡¡NO TIENES NI IDEA DE CÓMO DUMBLEDORE HABÍA LLEGADO AL CORAZÓN DE TODO HARRYPOTTERIANO DE PRO!!!

......sigo tan enfadada con la Rowling que entoavía no me he hecho con el Séptimo (otro detallito militar -el de "fastídiese mi coronel..."- que su espíritu de la cosa no dejará de pasar... jejejeje...

Un beso y bienvenida a mi reino de la hormonasueltavirtual,

it ;-))

it dijo...

Querida Arwen, ¡¡como me alegro de encontrar OTRA ALMA SENSIBLE, joé!!

¡Menos mal!
(Creí que estaba sola, corcho!)

Lo de Dumbledore clama al cielo y..... empieza a justificar la terrible novela de Stephen King, "Misery", donde una lectora convence a su escritor preferido.... ejemmm.... estoooo... para que resucite a su protagonista favorita.

Dumbledore era el único personaje que defendía a Harry. El único poseedor de tooooooda la información. Cargarse a Dumbledore suponía un atentado contra el testimonio histórico del mundo mágico, contra lo recto y noble de ese universo.... por eso, la decisión de la autora es..... tan detestable.

¿¿Tienes ya el Séptimo???
(Comentaremos)
Besos. Y.... ¡¡vuelve, porfaplix, no me dejes con estos loboooooooossssssssssssss!

it ;-))