domingo, 27 de abril de 2008

Del buen humor defensivo


No consuela saber que en la State University de Nueva York han logrado identificar una hormona que produce los cambios de humor en los adolescentes y que ahora estudian bloquear sus efectos y modificar la conducta de nuestros puberes... ya que cuando empiecen a aplicarlo mi Santo y yo estaremos peinando canas, recluidos en algun agradable geriatrico del extrarradio, y seran recuerdos lejanos los vaivenes emocionales del Nieto, nuestro hijo presadolescente, capaz de ser el mas adorable de los chicos para, en lo que tarda en caer un avion de papel, convertirse en una hidra irritante que cocea al son de las palabras y los portazos...

¿Carecen los adolescentes de la capacidad de descubrir la comicidad de las situaciones ridiculas o estresantes? ¿Por qué se les esfuma el sentido del humor?

El Nieto no controla su caracter ni sus reacciones, desafia a los perturbs (sus hermanos gemelos de 16), se enfrenta a las órdenes que recibe tanto en el colegio como en casa, trata de saltarse las normas, incumple (adrede) sus tareas caseras, rabia y se rebela ante la minima critica a sus actos o modales y parece sentirse satisfecho sólo cuando ha creado el caos o el disgusto y se le responde con enfado o a gritos. En suma: sufre de adolescencia grave. Sé que detrás de toda esa parafernalia insoportable, sólo hay un joven haciéndose hombre que necesita que le quieran y entiendan. Pero su “¡que pesada!” está a la orden del día.

"No contestes, no me faltes al respeto y, cada vez que te dirijas a mi ¡SONRIEME!", le recrimino con una voz calma y una sonrisa impasible ante su actitud hostil y desafiante, impidiendo que consiga lo que quiere: una reyerta abierta. Mi Santo, asistente silencioso a ese duelo de voluntades, asoma por detras del periódico y sin decir una palabra, entiendo: “Hombre, tampoco hay que ser tocapelotas!

"Mira", le explico, "desde que Charles Darwin publico, en 1872, su tratado sobre la expresion de las emociones, numerosos experimentos han demostrado que no sólo nuestras emociones internas son exteriorizadas espontaneamente en nuestro rostro, sino que las expresiones emocionales de nuestro semblante, aunque sean en un principio fingidas o provocadas artificialmente, terminan por producir en nosotros los sentimientos genuinos que representan. Conexion de ida y vuelta Mas o menos como si le mueves el rabo a un perro... y se pone contento. Técnicamente y como dice el psiquiatra Rojas Marcos “el buen humor disminuye la intensidad de las emociones negativas y alivia el miedo y la inseguridad”-Termino, sabiendo que aunque me mira, está pensando en otras cosas.


(Publicado en el MAGAZINE de EL MUNDO. 27/04/2008)

1 comentario:

Somos Mamas dijo...

Mi nombre es Viviana y administro el Directorio de Enlaces exclusivos para mamas: "Somos Mamas" que encuentras entrando en www.somosmamas.com.ar

Este mail es para comunicarte que tu link fue indexado en mi Directorio... felicitaciones !!!! mas mamas llegaran a tu pagina.

Ahora quiero saber si es posibles que pongas mi link en tu web, en el sector que encuentres mas adecuado. Muchas webs tienen un sector de "links recomendados" y alli nos mencionan. Si tu sitio aun no cuenta con un sitio de enlaces, quizás esta sea una buena manera de empezarlo...

Muchas Gracias !!!


Nota: si quieres que tu sitio sea removido de nuestro Directorio, por favor, contesta este mail pidiéndonoslo. Tu pedido sera resuelto a la brevedad.

--
Somos Mamas
www.somosmamas.com.ar
somosmamas@gmail.com
Directorio de Mamas