miércoles, 14 de noviembre de 2007

Cajón de noticias...

Dos padres se van a la huelga en EE.UU. desesperados ante la "holgazanería" de sus hijos adolescentes


Enterprise (Estados Unidos).- Dos padres desesperados por la falta de cooperación de sus hijos en las tareas hogareñas plantaron un campamento improvisado en las afueras de su casa y se declararon en huelga.

La acción -que ha suscitado una amplia cobertura de prensa en Estados Unidos- tuvo lugar en Enterprise, la Florida, cuando Cat y Harlan Barnard no pudieron soportar más la "holgazanería" de sus hijos Benjamin, de 17 años de edad, y Kit, de 12.

Según los padres, se les ha agotado la paciencia luego de tratar todos los medios imaginables para persuadir a sus hijos a colaborar con las labores domésticas.

Cat y Harlan declararon a los periodistas que lo han intentado todo, desde estimular a sus hijos con juegos imaginativos "como ése de las caritas sonrientes que se entregan por buena conducta" hasta castigarlos al no darles dinero e incluso llevarlos al psicólogo.

La gota final:

"Nada ha funcionado, nada, ningún método psicológico, nada, nada", dijo la señora Barnard, de 45 años, cuya acción y la de su esposo está siendo supervisada por la policía, maestros y funcionarios estatales encargados del bienestar familiar.

En palabras de la mujer, "la gota que rebasó la copa fue la negativa de Benjamin a cortar el césped a pesar de que me encontraba de reposo después de una intervención quirúrgica".

Al no poder tolerar más la situación, ambos padres inflaron sus camas de aire y se instalaron a las puertas de su casa, a la que se rehúsan a entrar si no es para ducharse.
No obstante, los señores Barnard proveyeron a sus hijos de suficiente comida congelada para ir sorteando los días de huelga paterna.

¿Han hecho bien?

La decisión de los Barnard ha causado reacciones mixtas entre los vecinos de Enterprise. Según la prensa, una mujer que pasaba por el lugar de la acción gritó "¡Han hecho muy bien!". Sin embargo otra paseante exclamó: "Óiganlo bien: yo nunca crearía un estado tal de tensión a mis hijos", a lo que Cat Barnard respondió: "Ellos me lo han venido creando a mí por años". En cuanto a los hijos, también la reacción ha sido dispar. Mientras Benjamin se mostró molesto por la "extremadamente inconveniente" intervención de la prensa, Kit se manifestó "arrepentida" y prometió un cambio de actitud.

Fuente: BBC
10-12-2004

Otra noticia que da que pensar podéis leerla aquí: Profesores pierden el derecho a llevar pistolas a clase

Y ésta... (sin comentarios): Desesperados por una hija rebelde

2 comentarios:

Paolo dijo...

Pues a mí me parece una idea cojonuda. Entre los alimentos que les han dejado en la nevera podría deslizarse subrepticiamente una amanita faloides, además... ¡Ah! Nosotros no estábamos... A saber lo que han comido estos niños...

it dijo...

....Ud. y yo... vamos a tener que hablar muy seriamente... oh, sí-sí.